Observando las discusiones, debates, preparativos y por supuesto las manifestaciones de calle a favor y en contra de la reforma constitucional, no dudo que la oposición incauta se llevará en diciembre otra decepción.
Hablo de oposición incauta porque veo conveniente diferenciar entre los enemigos del presidente Hugo Chávez que conocen en profundidad la situación, saben muy bien de los niveles de aceptación que tiene la reforma entre la gran mayoría de los venezolanos, pero que tergiversan la información, difunden estrategias publicitarias distorsionadas, a fin de mantener confundido a esa otra parte de la oposición que les cree y se lleva las traumáticas decepciones ante las derrotas inminentes.

Para colmo, después de pedir explicación sólo reciben la única que poseen y ponen en práctica desde que Chávez asumió la Presidencia hace nueve años: fraude electoral.

Luego por los medios de comunicación a sus servicios, salen con el argumento de que impugnarán las elecciones porque tienen pruebas de la trampa y no faltan los expertos en informática explicando como los votos de la oposición se le suman al Gobierno.

Les recuerdo, mis amigos lectores, momentos puntuales de algunos eventos políticos que sustentan mi opinión y que por cierto, enardecen, sacan de las casillas a los opositores. Porque los adversarios de la revolución, una vez que hacen la tronera, cuando se les hurga en la llaga se encolerizan tanto, que quisieran desaparecer cuanto vestigio chavista exista en la tierra.

Hagan la prueba y recuérdeles el sabotaje a la industria petrolera. Ya eso para ellos no vale. “Todavía lo mismo”, reprochan como si hubiesen pasado los 20 años que vaticinan los expertos que se tardará en recuperar la economía, tras la cantidad de millardos de dólares perdidos en el país por esa causa.

Pero retomando el hilo de mi exposición inicial, la oposición incauta se lleva decepciones desde el referendo presidencial, cuando crearon toda una atmósfera según la cual el “NO” se impondría sobre el “SI” con amplia ventaja, pero como era de esperarse, resultaron derrotados. Una vez contra el piso, cantaron fraude. Gritaban que a última hora invirtieron los resultados.

En lo particular no les creí ni les creo, pero cuando Henry Ramos Allup se pronunció, me puso a dudar. Dijo que tenía pruebas del fraude y eso en boca de un adeco pesa. ¿Quién desconoce en este país que de trampa si sabe Acción Democrática? Y es que en cuestiones de triquiñuelas puede hacerse muy poco en materia electoral, que los dirigentes blancos no hayan experimentado.
Por eso, confieso que cuando escuché a Ramos Allup me comenzó un revoloteo extraño en el estómago. ¿Sería que los descubrieron en algo?, me preguntaba una y otra vez.

Pensaba ¿a quién con cuatro dedos de frente se le ocurre hacer trampa a un adeco? Había que esperar, esa era la única salida y seguimos esperando. Ramos Allup salió a buscar las pruebas y todavía no las ha mostrado.
Posteriormente, en las elecciones presidenciales, cuando el “filósofo” Manuel Rosales enfrentó a Chávez, la mayoría de los opositores fueron nuevamente burlados por ese mismo grupito experto en pintar una cosa, cuando la realidad era otra.

Tanto que el día de los comicios, muchos se pusieron de cuidados intensivos cuando Rosales en un gesto inusual de responsabilidad, admitió ante el país su derrota.

Recuerdo que Teodoro Petkoff, un político caracterizado por su verbo manipulador y punzante, hizo un trabalengua intentando que los descontentos entendieran lo intendible. Algo así como que les mintieron, pero que en ese momento se justificaba la mentira. Realmente, yo tampoco entendí, sólo sé que a todas esas tretas nos tiene acostumbrado la oposición.

Y esa misma estrategia la tienen en marcha con el referendo de la reforma. Ya están en la etapa de las fotos trucadas y las tomas de televisión con perspectivas, en la que muestran un llenazo, tal como hicieron con las ficticias avalanchas de Rosales…y así siguen adelante con las manipulaciones y decepciones entre ellos mismos. Total, a esos opositores no les importan ni sus propios adeptos.

Alberto Morán / Periodista
albemor60@hotmail.com

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Contraloría Social. Denuncias y Quejas AQUI:

Nombre:
Email:
Asunto:
Mensaje:

Recientes Motores Constituyentes:

Blogger Template by Blogcrowds

 
ir arriba