El Universal entrevistó a Haiman el Troudi, miembro del Centro Internacional Miranda y ex director del Despacho Presidencial de la República Bolivariana de Venezuela, sobre el segundo Motor: La Reforma Constitucional y la Transición hacia el Socialismo del Siglo XXI.

-Con la reforma a la Constitución, ¿el país entra definitivamente al socialismo?

- Con lo que hemos venido haciendo, el sistema ha estado tomando forma, ahora con la reforma este sistema recibe una pincelada más acabada. Sin embargo, no podemos erróneamente interpretar que sólo con asumir este nuevo pacto social, expresado en la reforma constitucional, se está llegando a un estadio de desarrollo verdadero del socialismo. Apenas estamos profundizando la fase de transición hacia el socialismo. Eso sí, tenemos los mapas de navegación más claros, de cómo vamos a caminar este período.

-¿En qué consiste el modelo económico socialista?

-Hemos logrado la redistribución de la riqueza. Sólo en 2007 se destinó 47% del PIB a la inversión social, se ha disminuido la pobreza, la población venezolana está comiendo tres veces al día. Se ha elevado el ahorro y el consumo, se ha desplegado un sistema de microfinanciamiento popular avanzado.

Para mí ha habido tres momentos: una primera fase paliativa (1999-2001) en la que fuimos populistas (soluciones inmediatas y no estructurales) y nacionalistas (no chauvinistas, sino desde la pretensión de cerrarle paso al intento de desestructuración del Estado que desarrolló la agenda neoliberal); una segunda fase estructurante (01-06) en la cual se asume el control de las principales fuentes de generación de riqueza nacional, como la industria petrolera y la tenencia de la tierra; se buscan soluciones de fondo (salud, educación) y participación de la gente; y una fase tres que es la transición al socialismo (2007 en adelante).

La cuarta etapa es llegar al socialismo del siglo XXI.

Click para Más Destalles …
    -¿Y ya tienen claro de qué se trata?

    -Estamos en una crisis orgánica, desde la perspectiva de Gramsci. En este período convivirán varias formas económicas: habrá algo más de capitalismo de Estado (ruso, yugoeslavo), socialismo de mercado (chino o vietnamita), liberalismo puro (keynesiano) y nuevas formas productivas emergiendo.

    -¿Cuál se privilegiará?

    -Las formas productivas.

    -¿Están relacionadas con las cinco formas de propiedad propuestas?

    -Ya vamos a adentrarnos un poco en ellas.

    -¿Copian esquema cubano?


    -Falso. Podemos mirarlo pelo a pelo. No ha existido en la historia un régimen con tanta preeminencia a que la propiedad social esté administrada por las propias comunidades. La dicotomía entre socialismo y capitalismo siempre fue quién tiene el régimen de propiedad. O es pública, o es privada o es social, y lo social es la propiedad de todos, pero siempre había un agente que lo administraba, entonces el Estado era el gran propietario. Ahora estamos reconociendo y desarrollando políticas públicas económicas, encaminadas a la idea de que la propiedad social sea administrada directamente por las comunidades. Eso es realmente innovador.

    -El cooperativismo ha fracasado y lo han reconocido voceros oficiales. Y ahora no se habla de EPS, sino de Empresas Básicas Socialistas, en el caso de las filiales de CVG.

    -Las cooperativas no son formas de producción social, son propiedad privada colectiva. Me dices que las cooperativas no han funcionado, hace como tres años empecé a levantar banderas de alerta temprana, pero entendiendo que el régimen cooperativista puede ser útil tanto en el socialismo como en el capitalismo. Siento que no ha habido un desarrollo profundo de la noción de las EPS tal como la hemos pensado. Las EPS adaptadas a un formato socialista.

    -La propiedad privada aparece en la reforma, sin los atributos actuales de uso, disfrute y disposición. Se deja a la libre interpretación y discrecionalidad del Gobierno.

    -Tal como está redactado preserva el principio de uso, disfrute y disposición de la propiedad. Bastaría que se haga una interpretación jurídica, no sesgada por la política. Esos comentarios los han traído supuestos especialistas en constitucionalismo que están creando ruido a la propuesta. Se respeta la propiedad privada, sin más. Está absolutamente claro.

    -¿Está garantizada?

    -En Venezuela no se tiene que quitar la propiedad a los privados, porque entre otras cosas, el sector privado es un sector famélico desde el punto de vista del aporte al PIB. La generación de riqueza en este país es la industria petrolera, ahí tenemos una fuente segura, estable en el largo plazo, aunque no renovable. Con el aprovechamiento de estos recursos sería y será suficiente para garantizar la redistribución de la riqueza a las mayorías. Por eso la propiedad privada está garantizada.

    Propongo precisar las condiciones sobre las cuáles se va a establecer el régimen de propiedad para todos.

    -¿Como cuáles?

    -Establecer los derechos y deberes de cada uno de los propietarios. Y allí es importante colocar una coletilla que establezca la necesaria legislación para establecer las reglas claras del juego de la propiedad. Debe haber condiciones para el propietario privado, público y para las comunidades.

    El sector privado tiene que tener una corresponsabilidad social y un compromiso con el entorno. Sugiero también el establecimiento de políticas claras en un sistema socialista que propenda a la igualdad de capacidades, a medir el patrón justo de la ganancia; ¿o vamos a seguir reeditando la vieja práctica de que hay empresarios que ganan hasta el mil por ciento?

    En la reforma debe adicionarse la distribución del excedente o la ganancia. Eso hay que parametrizarlo. Al capitalista privado, una vez que paga los costos e impuestos, le queda la ganancia líquida o neta. ¿Se la va a quedar toda concentrada en los propietarios de esa empresa?

    Sugiero que haya un sistema paritario de la ganancia a tres, la mayor parte pueda ser que se la queden los privados, otra quien ha generado la ganancia (trabajadores) y otra, la sociedad que les dio un patrimonio que es de todos. No tengo claro el mecanismo, mas conceptualmente caminaremos hacia allá.

    -¿Cómo ocurre con la cartera de créditos de la banca?

    -Ahí lo que hay es la regulación de la actividad de la banca. Otra cosa es su ganancia.

    - En la reforma se prohíbe el monopolio. Seguro que el monopolio del Estado no. ¿Por qué no mantener las funciones de Pro Competencia?

    -La propiedad de los medios de producción estratégicos son del Estado. Ahí no hay discusión. Ahí están los recursos fundamentales para el apalancamiento del país. Nosotros no vamos a permitir participación de otro que no sea del Estado, en el sector petrolero, gasífero y en algunos sectores de la minería. Tiene que haber un monopolio de Estado en el ferrocarril, en el metro, son bienes públicos, pero los está administrando el Estado. No pensamos la economía sino desde su planificación, lo contrario sería dejar que las fuerzas supuestamente invisibles del mercado sigan actuando a sus anchas y eso se llama neoliberalismo y nuestra propuesta es socialista.

    socialistas codigo+sur reforma+constitucional

1 Comment:

  1. pipe said...
    Super pagina, muy buenos contenidos.
    saludos
    pd:Cree una cadena de enlaces de technorati, quizas te interesa en mi blog de Ganar Dinero .

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Contraloría Social. Denuncias y Quejas AQUI:

Nombre:
Email:
Asunto:
Mensaje:

Recientes Motores Constituyentes:

Blogger Template by Blogcrowds

 
ir arriba